Modelo de negocio

intel-y-su-modelo-de-negocio
19 Oct 2016

Invertir en Intel , ¿Un modelo de negocio estancado?

Rodrigo L. Barnes 0 Comentarios

Intel Corporation es una multinacional estadounidense fundada en 1968 por Robert Noyce y Gordon Moore. Es la empresa número uno del mundo en fabricación de circuitos integrados y la creadora de los procesadores más empleados, durante mucho tiempo, en el ensamblaje de ordenadores personales. Sin embargo, nubarrones grises acechan a esta empresa pionera en el ámbito tecnológico, que es incapaz de luchar contra el auge de tablets, smartphones y microchips ARM.

 

Sobre Intel

Robert Noyce es considerado, junto a Jack Kilby, padre del microchip y referente para toda una generación de emprendedores en el ámbito tecnológico. Ambos inventaron el chip, siendo capaces además de implementar un método para producirlo de forma masiva. Por su parte, Gordon Moore ocupó la vicepresidencia ejecutiva de la compañía y la presidencia de la misma desde 1975.

Desde finales de la década de los 80 y hasta 2011, Intel se alió con Microsoft para proveer al imperio de Bill Gates con sus microprocesadores. El tándem fue un éxito durante un largo período de tiempo. Sin embargo, este modelo de negocio, conocido popularmente como “Wintel”, terminó languideciendo como veremos más adelante.

Integrated Electronics Corporation emplea, actualmente, a más de 100.000 personas en los cinco continentes.

Las líneas de negocio dedicadas a componentes para notebooks, ordenadores, tablets, teléfonos…(Client Computing Group) y la relacionada con el diseño de elementos para infraestructuras empresariales y cloud (Data Center Group) son, con diferencia, las más rentables para la multinacional.

Intel ha abierto, en los últimos años, nuevas líneas de negocio complementarias de las dos anteriores. Sin embargo, ninguna de ellas acaba de despegar. Internet of Things, Intel Security, Non-Volatile Memory Solutions y Programmable Solutions son las más destacadas.

 

Algunos datos financieros de Intel

 

  • Ingresos y beneficio global

 

ingresos-y-beneficios-de-intel

 

La compañía norteamericana obtuvo unos ingresos superiores a los 55.000 millones de dólares en 2015. A pesar de este aparente buen dato, lo cierto es que la empresa no crece, manteniendo beneficios similares desde hace varios años. Sin duda hay un estancamiento claro de su negocio.

  • Ingresos por línea de negocio

ingresos-intel-por-linea-de-negocio

Este estancamiento obliga a la multinacional a seguir apostando por sus dos grandes líneas de negocio, habida cuenta del escaso éxito y las dificultades de rentabilización que están cosechando las nuevas.

Ccomo podemos observar en el anterior gráfico Intel es muy proactivo a la hora de buscar nuevas líneas de negocio, sin embargo ninguna se ha confirmado como la solución definitiva a su estancamiento empresarial.

 

  • Margen de beneficios

 

margen-de-beneficios-de-intel

Hay que tener en cuenta, además, que una de las líneas de negocio más rentables (Cliente Computing Group) se halla estancada desde el punto de vista tecnológico y comercial, con las consecuencias negativas que este hecho genera, como analizaremos más adelante.

  • Cotización en bolsa

 

cotizacion-en-bolsa-de-intel

Todos estos datos se reflejan en el valor de la cotización de la empresa, muy estable durante los últimos años.

 

Estrategia de Intel

Como indicamos anteriormente, la línea que más ingresos aporta a Intel está integrada por el diseño y desarrollo de microchips. Durante años, la empresa creada por Moore y Noyce fue el referente mundial absoluto en la producción de procesadores. Todos recordamos las distintas familias: 8088, 80286, 80386, 80486, Pentium, Pentium Pro, Pentium I, II, III, IV, M, Intel Core 2 …

 intel-y-microsoft-wintel

La estrategia de unión con Windows fue un éxito, impulsando el mercado de los PC hasta lo más alto. Sin embargo, distintos motivos han hecho cambiar radicalmente aquel idílico panorama. Hoy día, la arquitectura de los procesadores x86 de Intel sigue retrocediendo, debido a dos razones fundamentales: el auge de los smartphones y tablets, además de la política expansiva de Apple.

 

La venta de PCs disminuye, debido al incremento de las correspondientes a nuevos dispositivos, como teléfonos inteligentes o tabletas, como podemos observar en el último gráfico de IDC.

 ventas-de-pc-intel

 

Por otro lado la compañía de la manzana mordida adquirió, antes de fallecer Steve Jobs, varias empresas dedicadas al diseño y fabricación de microchips ARM, con vistas a su integración en smartphones y tabletas de última generación. Dicha estrategia ha confirmado ser, con el paso del tiempo, una auténtica jugada maestra, que está logrando poner a Intel contra las cuerdas, especialmente en el mercado doméstico.

El antiguo CEO de Intel, Paul Otellini, dijo al despedirse de su mandato a finales de 2013 lo siguiente:

«Lo que debes tener en cuenta es que [rechazamos la oportunidad de fabricar el chip del iPhone] antes de que el iPhone fuera presentado y nadie supiera qué iba a hacer el iPhone. Al final, había un chip que [Apple] estaba interesado, que querían pagar un determinado precio y ni un sólo centavo más y que ese precio estaba por debajo de nuestros costes proyectados. No podía verlo.»

 Con estas adquisiciones, la compañía de Cupertino puede modificar y diseñar sus propios chips ARM, diferenciándose de los modelos genéricos que montan sus competidores. Hasta el punto de que avanzan cada año en potencia y eficiencia a un ritmo frenético.

Sin embargo en el mercado empresarial los chips ARM aun tienen mucho recorrido para llegar a superar la potencia innata de los chips Intel.

 

¿Invertiría en Intel?

Ante tal panorama, a Intel no le queda más remedio que tratar de abrir otros frentes empresariales y de mercado, como el cloud, el “Internet de las cosas” y los nuevos dispositivos tecnológicos.

Son retos importantes para la multinacional californiana. Sin embargo, la experiencia de la empresa, sus activos, el espíritu innovador, su aún destacado liderazgo tecnológico y la confianza de la clientela son puntos que juegan muy a su favor.

Las bases de ese futuro prometedor se centran, aparte de en la nube y en el “Internet de las cosas”, en la tecnología 5G y en soluciones programables como FPGAs.

Con todos los datos aportados sobre la mesa y tras un concienzudo análisis de los mismos, la respuesta a esa pregunta sólo puede ser negativa.

No es el momento de invertir en Intel. No obstante, hemos de tener presente que la cotización de la compañía en bolsa es estable desde hace años. Además, la empresa comienza a tomar medidas para salir del estancamiento en el que se halla inmersa. El tiempo será el encargado de dilucidar si las nuevas líneas de negocio resultan rentables y continuadas, para el que en otros tiempos fue líder absoluto del mercado de los microchips.

 

Y tú, ¿Invertirías en Intel una vez conocido su modelo de negocio?

Rodrigo López Barnes consultor marketing estratégico

Rodrigo L. Barnes – Consultor de Marketing y Estrategia

Para más información, podéis poneros en contacto conmigo y enviarme vuestras sugerencias o comentarios.