Modelo de negocio

18 Ago 2022

Invertir en Texas Instruments, un modelo de negocio basado en chips analógicos

Rodrigo L. Barnes 0 Comentarios

 

Texas Instruments ingresó en el primer trimestre de 2022, finalizado el pasado 31 de marzo, 4.905 millones de dólares, frente a los 4.289 millones de dólares de hace un año, confirmando un crecimiento interanual del 14%.

El beneficio neto fue de 2.201 millones de dólares, frente a los 1.753 millones del mismo periodo del año anterior. El crecimiento interanual del beneficio fue del 25%.

Y es que parece que Texas Instruments no se está viendo afectado por los problemas macro económicos y de suministro actuales que están afrontando otros fabricantes de semiconductores, ¿conoces cuál es su principal ventaja competitiva?

 

Sobre Texas Instruments

Texas Instruments, empresa estadounidense con sede en Dallas, fue fundada por Cecil H. Green, J. Erik Jonsson, Eugene McDermott y Patrick E. Haggerty en 1951.

Actualmente fabrica y comercializa tres tipos de productos:

  • Semiconductores analógicos. Sus principales funciones son la regulación dela temperatura, la velocidad, el sonido y la corriente eléctrica, convirtiendo estos datos en señales digitales utilizables por los semiconductores digitales.
  • Procesadores integrados.  Son sistemas para controlar funciones eléctricas y mecánicas, con un amplio rango de aplicación. Desde microcontroladores de bajo coste en cepillos de dientes hasta productos altamente especializados como controladores de motores.
  • Otros. Incluye líneas de productos semiconductores más pequeños y vende calculadoras gráficas y científicas de mano.

Por ello, antes de continuar, me parece interesante reutilizar este gráfico para comprender su posicionamiento en este ecosistema.

Para más detalle se puede consultar la siguiente web, en la que se explica de forma muy sencilla y clara en detalle cada sección.

Destacar el monopolio que posee la holandesa ASML en fabricación de máquinas para la producción de circuitos integrados.  Los circuitos integrados son fabricados principalmente por la taiwanesa TSMC, que fabrica la mitad de los chips del mundo, con mucha ventaja sobre Samsung, su principal competidor. 

TSMC fabrica circuitos integrados como encargo de empresas «fabless» como Broadcom, AMD, Apple, Nvidia, IBM o incluso Intel, que aunque sí que tiene infraestructura de fabricación, ésta es reducida (si bien es cierto que está última está aumentándola para reducir la dependencia de los fabricantes asiáticos).

Y estos circuitos integrados, aunque parezca mentira, no sólo utilizan chips digitales, sino que siguen utilizando chips analógicos para sensores que miden la temperatura, la presión y otras señales físicas.

Aquí es donde aparece Texas Instruments, con una cuota de mercado superior al 28%.

 

Y es que el resto de fabricantes de semiconductores están volcados en los semiconductores digitales.

 

Algunos datos financieros de Texas Instruments

Ingresos

Los ingresos de Texas Instruments se incrementaron un 26% en 2021, si bien es cierto que acumulaban varios años de estancamiento previos.

El 77% de los ingresos de Texas Instruments los genera la división de «Analog» (semiconductores analógicos), el 16% «Embedded processing» (procesadores integrados) y el 7% restante «other».

 

Inversión en investigación y desarrollo

Texas Instruments suele invertir entre el 8-10% de sus ingresos en actividades de investigación y desarrollo.

Gastos de venta, administrativos y otros de carácter general 

Texas Instruments suele invertir entre el 9-11% de sus ingresos a gastos de venta, administrativos y otros de carácter general.

Margen de beneficios

El margen de beneficios de Texas Instruments es actualmente del 42% y va incrementado año tras año. La escasez de este tipo de chips en el mercado permite a los americanos incrementar el precio y mejorar sus márgenes.

Free Cash Flow

El free cash flow de la compañía es muy positivo, más o menos con una equivalencia sostenida del 35-40% de sus ingresos. 

Deuda

El nivel de deuda de Texas Instruments es bajo para los ingresos generados por la compañía. Si se destinase todo el FCF a pagar la deuda, se tardarían un poco más de un año en cubrirla. Los ratios de solvencia y acidez son del 2.18 y 4.58 respectivamente. Ambos ratios muy por encima del valor recomendado por Graham.

Cotización en bolsa

La subida de tipos de la Fed, el entorno macro y la inflación disparada están provocando que los inversores huyan de los valores tecnológicos, al ser cotizaciones dependientes de beneficios futuros, ahora mismo con mucha incertidumbre.

El ticker de Texas Instruments es TXN

  • PER: 19.32
  • PEG: 1.93
  • P/B: 11.53
  • P/FCF: 89.99
  • Necesidad de endeudamiento (Debt/Equt): 0.48

El precio de la acción está 19 veces por encima de los beneficios esperados de la compañía y el precio de la acción es 11 veces superior a su book value. 

La propiedad de las acciones de Texas Instruments está repartida, mayoritariamente, de la siguiente forma:

  • Vanguard Group, Inc. (The)
  • Blackrock Inc.
  • State Street Corporation
  • Wellington Management Group, LLP
  • JP Morgan Chase & Company
  • Bank of America Corporation
  • Vanguard Total Stock Market Index Fund
  • Price (T.Rowe) Associates Inc
  • Vanguard 500 Index Fund
  • Geode Capital Management, LLC

Texas Instruments reparte dividendos a sus accionistas de forma recurrente, con una equivalencia aproximada al 20% de sus ingresos:

 

Estrategia de Texas Instruments

Todo producto electrónico requiere tecnología analógica, por lo que cada vez que se “digitaliza” un sistema, crece la necesidad y oportunidad de los chips analógicos.

Los chips analógicos no son tan sofisticados tecnológicamente como la mayoría de los semiconductores digitales, pero están en todas partes y son necesarios. Su misión es vincular los mundos físico y digital. Por ejemplo, estamos hablando de sensores que miden la temperatura, la presión y otras señales físicas se basan en estos chips, que normalmente cuestan menos de un dólar. 

Texas Instruments basa su estrategia en tres pilares:

  • Alta disponibilidad y atención al cliente. El coste de los semiconductores analógicos es mínimo, por lo que la diferenciación no está en el precio sino en el nivel de satisfacción de los clientes. Texas Instruments lo sabe y ha montado un ecosistema basado en alta disponibilidad y atención al cliente inmejorable.
  • Diversidad de productos. Cantidad y calidad del portfolio de productos, que permite tener una mayor capacidad de atracción de clientes y una mayor posibilidad de venta cruzada.
  • Fabricación en masa:
    • El uso de tecnologías antiguas, con una alta innovación como los chips analógicos, reduce el riesgo de que las nuevas innovaciones cambien el panorama competitivo y reduce los requisitos de capital.
    • Además de disponer de producción propia y no depender de terceros.
    • Alcanzando la ansiada economía de escala.

Adicionalmente una vez que el cliente utiliza los dispositivos analógicos de Texas Instruments asume un elevado coste de cambio, si a esto le añadimos la larga duración de los dispositivos, la fidelización de los clientes está casi asegurada.

 

Problemas de abastecimiento

Como hemos comentado, si cada vez que se digitaliza un sistema se necesita un chip analógico, la demanda que puede tener Texas Instrument en el futuro puede ser brutal, en un mundo orientado a la digitalización.

De hecho, en el pasado reciente compañías como TSMC, fabricante de circuitos integrados número uno a nivel mundial, han culpado a Texas Instruments de ser un cuello de botella en sus pedidos. Y, Texas Instruments lo ha reconocido.

Por ello los de Dallas están promoviendo la creación de nuevas fábricas en Texasque incrementen la capacidad de fabricación de chips analógicos. La inversión de hasta 30 000 millones USD incluye planes para cuatro fábricas con las que la empresa pretende satisfacer la demanda a largo plazo. Se dice que la inversión creará hasta 3 000 empleos directos. Con las nuevas fábricas, TI indicó que fabricará decenas de millones de chips de procesamiento analógico e integrado, y eso a diario.

 

En resumen…

Texas Instruments tiene un posicionamiento de mercado inmejorable para seguir creciendo, con márgenes superiores al 40%.  A corto plazo no parece que vaya a tener problemas de competencia, aunque China está invirtiendo en ser autosuficiente y no depender de fabricantes americanos en esta industria, por lo que tendrán que seguir de cerca los pasos de SMIC.

En el corto plazo el único problema que puede tener Texas Instruments es de rotura de stock y parece que las inversiones en nuevas fábricas de producción van a subsanar este riesgo.

 

 

Y tú, ¿Qué opinas sobre el modelo de negocio de Texas Instruments?

Rodrigo L. Barnes – Consultor de Marketing y Estrategia

Para más información, podéis poneros en contacto conmigo y enviarme vuestras sugerencias o comentarios.

Descargo de responsabilidad

El blog de rodrigolbarnes.com es una web meramente informativa y en ningún caso supone consejos de inversión. El contenido de esta web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Los datos del blog rodrigolbarnes.com pueden estar desactualizados o ser no precisos.